Blogia
tropo sutil - la ironía y su mundo :->

La ironía no es un acto gratuito.

Acto gratuito...justamente de eso quería hablar; de acto gratuito. En filosofía se suele definir como un acto sin razón, sin justificación concreta, un acto desinteresado. La existencia de actos gratuitos, podríamos decir, es la consecuencia máxime de la Liberta, del libre arbitrio (tema también muy interesante).

¿Un ejemplo? Dos personas van por la calle, charlando y muy atento a su conversación. De repente una de ellas se aleja un poco y da una patada a una naranja en el suelo, y de nuevo sigue hablando como si nada. Ese acto “inconsciente”, sin búsqueda de ningún tipo de finalidad, ni obligación alguna, podría ser considerado como un acto gratuito. Realmente ese ejemplo es correcto pero criticable, ya que se podrían alegar razones de tipo inconsciente, como que de joven le gustaba dar con el pie la pelota, o que le gusta el fútbol, etc. etc. etc.


Personalmente, dejando a un lado las reflexiones filosóficas, suelo denominar acto gratuito a un acto que no tiene o no busca una segunda intención (tanto con consciente como inconsciente). Para mi esa clase de acto no existe. Todo cuanto decimos y hacemos, lo hacemos con un fin. Puede que algunos lo hagan más o menos a propósito que otros, pero no creo en actos gratuitos. Y mayor razón cuando hablamos de ironía.

La ironía no debe ser, ni puede ser gratuita. Siempre hay una razón escondido detrás de ella. Pero es mucho más sutil, cuando hay como una tercera intención. Personalmente cuando digo algo (aunque no sea una ironía) no me gusta decirlo directamente, siempre esconde una segunda intención.

La gratuidad con las palabras sería, desde mi simple punto de vista, que lo que se escribiese o se dijese fuese literalmente aquello, sin ninguna otra razón, que lo dicho o escrito.

Puede que por ello suela resultar algo complejo comunicarme adecuadamente con los demás o que no sea lo suficientemente “claro” cuando, supuestamente, me explico.

Bergson decía que un filósofo es una persona que tiene solamente una cosa sencilla que decir, pero que no encuentra las palabras para decirlo. Ironía y sutileza sublime si tenemos una idea bastante clara de lo que suele ser la Filosofía. Pues, algo parecido me ocurre. Muchas veces tengo una cosa sencilla que contar, compartir o explicar, pero no encuentro las palabras para ellos (y a demás no me gusta ser directo, pfff) ;o)

Así que, bueno, cuando leáis algo mío, por aquí o allá, o me oís decir algo: no olvidar, hay algo que no he dicho pero que he querido decir… Otra cosa es que sea que entiendan lo que haya querido decir.

¡Ah! Se me olvidaba: no pedir que os explique lo que quise decir. Sencillamente no responderé o seré todavía más evasivo, a no ser que... (jejeje)

Tropo Sutil ;->
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres