Blogia
tropo sutil - la ironía y su mundo :->

. : PENSAR SOBRE EL TIEMPO : .

. : PENSAR SOBRE EL TIEMPO : .

Como ya comenté..... en mi anterior artículo, estoy leyendo un libro sobre el tiempo. Pronto lo acabaré, pero pienso que lo volveré a leer para tomar más apunte sobre él.
Hoy haré algunas anotaciones sobre este "bien" que es el único que no se puede sustituir, reemplazar, acumular o manipular a su antojo.
El tiempo de hoy, según Servan-Schreiber es:

- Único, ya que a la milésima de segunda, todo el planeta esta sincronizado.
- Rítmico, pues todas las costumbres sociales nos encierran en una red cuyas mallas son las cifras del tiempo. Obedecemos a los horarios de trabajo, de reuniones o comidas, abertura y cierre de las tiendas, a la televisión, etc.
- Amontonado, para subsistir materialmente en esta sociedad compleja, hemos tenido que ser mas potente que nuestros predecesores. Este crecimiento de nuestra productividad implica conseguir hace cada vez más tareas en el único tiempo que disponemos.

Como veis aquello deja un poco que pensar. Tenemos más tiempo que antes, pero menos tiempo para nosotros. Como decía una persona con la cual trabajé:"me faltan horas en el día". Por suerte o por desgracia el tiempo es inamovible. Tenga 24 horas o menos o mas, el tiempo sigue su curso.

Todo eso es realmente nuevo ya que todavía hace un siglo la vida de los campesinos y demás personas no era tan distinta, al nivel tiempo, con la de los romanos o egipcios. La única diferencia era el reloj. Que tampoco era tan afinado como los de ahora y se ajustaba, según el momento o a las campanadas el ángelus o al reloj de la alcaldía (cada uno según sus creencias), por no decir que cada pueblo tenía su propia hora.

Es a partir de la segunda mitad del siglo XIX que la sincronización del tiempo se generaliza, al mismo tiempo que aparece el ferrocarril. Fácil, pues, de saber quien de los tres relojes impondrá su hora ¿el de la iglesia del pueblo, de la alcaldía o de la estación de tren?

Por otro lado en 1.883 reunidos en Roma los especialistas en geodesia acuerdan elegir del meridiano de Greenwitch (Inglaterra) como el meridiano 0. Detalle a parte sobre el debate, el Japón lo adoptó en 1.888 (año en que nació mi bisabuela), Alemania en 1.891 y Francia en 1.911. De allí la proposición de Michel Serres: a partir de ahora todo el mundo tiene un reloj y nadie tiene tiempo. ¡Cambiar el uno por el otro! : dar vuestro reloj y recuperar vuestro tiempo.".

Tropo Sutil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres