Blogia
tropo sutil - la ironía y su mundo :->

. : LOS SIGNOS DE PUNTUACIÓN : .

. : LOS SIGNOS DE PUNTUACIÓN : .

Perdonar si llevo un tiempo sin escribir... Pero estando mi madre aquí de vacaciones, preferí aprovechar las horas con ella.

Por casualidad encontré un libro y su correspondiente página web – perdón, imposible – que me recordó el empeño que tenía en escribir sobre la puntuación.

No es que sea muy quisquilloso con el tema, pero reconozco que me importa. Trago con dificultad los textos mal puntuados. (No deja de ser una ironía: nunca he sido bueno en ortografía).

Mención a parte, la puntuación resulta mucho más que útil, en los textos, para crear una buena ironía. Si visitáis la página de Millán podréis encontrar un par de ejemplo… y si no aquí os lo pongo:

De mis años escolares recuerdo una anécdota atribuida a Carlos V (luego la he encontrado referida a otros reyes, pero nos dará lo mismo...). Al emperador se le pasó a la firma una sentencia que decía así:

Perdón imposible, que cumpla su condena.

Al monarca le ganó su magnanimidad y antes de firmarla movió la coma de sitio:

Perdón, imposible que cumpla su condena.

Y de ese modo, una coma cambió la suerte de algún desgraciado...

O esa otra:

..al final de Los intereses creados de Jacinto Benavente:

CRISPÍN.— Y ahora, doctor, ese proceso, ¿habrá tierra bastante en la tierra para echarle encima?

DOCTOR.— Mi previsión se anticipa a todo. Bastará con puntuar debidamente algún concepto... Ved aquí: donde dice... «Y resultando que si no declaró...» Basta una coma y dice: «Y resultando que sí, no declaró...» Y aquí: «Y resultando que no, debe condenársele...», fuera la coma y dice: «Y resultando que no debe condenársele...»

CRISPÍN.— ¡Oh, admirable coma! ¡Maravillosa coma! ¡Genio de la Justicia! ¡Oráculo de la Ley! ¡Monstruo de la Jurisprudencia!

Y como último ejemplo, quizas un poco rebuscado (leer bien que supone la coma en las dos frases):

Las palabras de Jesús al «buen ladrón» se traducirían literalmente así:

Verdaderamente te digo hoy conmigo estarás en el paraíso

En la escritura de la época no había, claro está, signos de puntuación, con lo que cabe una ambigüedad de interpretación. La puntuación del texto se encarga de resolver el sentido, para los católicos:

Verdaderamente te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso

y para algunos protestantes:

Verdaderamente te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso

(estos ejemplos ha sido copiado del sitio de José Antonio Millán)

Pero no sólo existe la coma (,) para crear ese ambiente pícaro, sino un pequeño surtido de signos que siempre pueden resultar útil y que estan al gusto del mismo escritor: . ; : ( ) [ ] { } – “ ” ¿? ¡! ... /

A pesar de que existan unas normas aplicables cada uno de ellos; realmente son pocas; y pueden ser utilizados de la manera que mejor convenga.

Un error de puntación puede acarrear un cambio radical del sentido de la frase. Así mismo si navegáis entre texto, artículos, etc... podréis comprobar como puede cambiar un texto – no su sentido, sino su lectura - si hubiese sido enriquecido con una buena puntuación.

Combinando, pues, una buena puntuación con "algo" de litote, uno puede asegurarse una buena ironía.

Sólo faltan las palabras adecuadas ... ;->

Tropo Sutil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres